Ahora también en Twitter Ahora también en Linkedin Ahora también en YouTube
Energía Limpia

Registro

Contacte con Sedigas si no dispone de las claves de acceso

Acceso

· ¿Ha olvidado sus datos?

¿Ha olvidado su contraseña?

Introduzca su e-mail de usuario a continuación y le enviaremos un correo con sus datos de acceso.

Recuperar contraseña

Consejos de eficiencia

Eficiencia y ahorro

No sólo la seguridad en el consumo del gas es importante. Con pequeños gestos cotidianos, los consumidores podemos aumentar considerablemente la eficiencia en nuestro consumo de gas y ahorrar en energía, lo que acabará por repercutir en un mayor ahorro en nuestra factura del gas. Un correcto mantenimiento de aparatos e instalaciones permite ahorrar hasta el 22% del consumo. Lo que no calienta, se ahorra.

Consejos adicionales para su calefacción :
  • Comprobar que los radiadores no tienen aire en su interior y purgarlos en caso necesario cuando llegue el invierno.
  • Disponer de doble vidrio en las ventanas y el cierre hermético de las mismas para evitar la pérdida de calor.
  • Cerrar las llaves de aquellos radiadores que estén en habitaciones vacías, no bloquear los mismos con muebles ni cortinas, ni utilizarlos para secar ropa.
  • Utilizar un sistema de regulación por temperatura con termostato si su calefacción es individual. Recuerde además que por cada grado que deje de subir en el termostato se ahorrará entre un 5% y un 8% de energía.
  • Cierre las llaves de los radiadores en lugar de abrir ventanas si su calefacción es colectiva y nota la temperatura demasiado alta.
  • Es recomendable tener el termostato de la calefacción a 20 º durante el día y bajarlo a 16-18 º por la noche.
  • Aproveche al máximo las entradas de luz solar, levantando persianas.
  • Para la ventilación son suficientes diez minutos. Mayor tiempo supone perdida de calor innecesaria.
Si se decide por la compra de electrodomésticos que funcionan a gas o gasodomésticos, es recomendable que tenga en cuenta que:
  1. Existe la obligación, por parte del fabricante, de hacer constar la etiqueta energética del producto, que sigue una clasificación de la A (menos consumo) a la G (mayor consumo).
  2. Si compra una lavadora o lavavajillas bitérmicos, el agua caliente que utilizan procede de la caldera, lo que supone un gran ahorro en tiempo, energía y dinero.
  3. Se ahorra más energía lavando los platos en un lavavajillas que haciéndolo a mano con agua caliente.
  4. Las secadoras de ropa a gas suponen un ahorro de hasta el 40% en cada uso.
Instale llave con termostato o monomando en la ducha de forma que pueda obtener de forma constante agua a la temperatura deseada, ahorrando energía.
Al cocinar ajuste la llama de los quemadores al fondo de los recipientes. Es recomendable también habituarse a cocinar usando una tapa porque acelerará la consecución de la temperatura necesaria de cocción.