Ahora también en Twitter Ahora también en Linkedin Ahora también en YouTube
Energía Limpia

Registro

Contacte con Sedigas si no dispone de las claves de acceso

Acceso

· ¿Ha olvidado sus datos?

¿Ha olvidado su contraseña?

Introduzca su e-mail de usuario a continuación y le enviaremos un correo con sus datos de acceso.

Recuperar contraseña

Liberalización del sector

<Imagen>

Hasta la liberalización del mercado del gas, en España la regulación y determinación de las tarifas correspondía al Estado, que fijaba unos precios compatibles con la eficiencia del sector. Sin embargo, ya a finales de los años 90, se comienzan a dar los primeros pasos hacia la liberalización del mercado del gas separando las actividades de transporte y distribución, que siguieron estando reguladas, de las actividades de aprovisionamiento y comercialización, que pasaron a un sistema de libre competencia (aunque se mantuvo la regulación pública en los aspectos más técnicos).

A pesar de que el desarrollo del gas en nuestro país se realizó más tarde en relación con otros países europeos, con las políticas encaminadas a la prom0ción y liberalización del sector, y especialmente con la Ley 34/1998 del Sector de hidrocarburos, España se situó a la cabeza de los países europeos continentales en materia de liberalización del mercado del gas natural. En el año 2000 aparecieron las primeras empresas comercializadoras y un 11% de la venta se realizaba ya a través del mercado libre.

El proceso de liberalización del mercado del gas tiene su origen  precisamente en la falta de una política energética común europea, como existe para otros sectores como la agricultura o la pesca. Para paliar en parte dicha carencia, se establecieron unos criterios comunes mínimos encaminados a la liberalización y la libre competencia con los siguientes objetivos: el acceso al mercado del gas de productos o servicios con menores precios y mayor calidad gracias a una mayor oferta, aumentar la productividad del sistema y, por tanto, el bienestar de los ciudadanos.

Finalmente se fija la fecha de 1 de julio de 2008 como tope para completar la liberalización que supone el fin del mercado regulado de gas natural. En España la liberalización se afronta con gran agilidad ya que antes de esa fecha, el 89% del consumo de gas ya se realizaba a través del libre mercado y, por tanto, ha sido considerado el país de la Europa continental con el modelo más avanzado.