Ahora también en Twitter Ahora también en Linkedin Ahora también en YouTube
Energía Limpia

Registro

Contacte con Sedigas si no dispone de las claves de acceso

Acceso

· ¿Ha olvidado sus datos?

¿Ha olvidado su contraseña?

Introduzca su e-mail de usuario a continuación y le enviaremos un correo con sus datos de acceso.

Recuperar contraseña

El gas como fuente de energía

<Imagen>

El gas natural es una mezcla de gases de composición variable frecuentemente asociado a la presencia del petróleo o del carbón. Su origen procede de la materia orgánica que, depositada en estratos rocosos del subsuelo, alcanza a lo largo de miles de años una forma gaseosa con diversos componentes: metano, propano y butano.

En la Antigüedad se le otorgaba un origen divino y era conocido en civilizaciones y lugares tan diversos como la Antigua Grecia, India, Persia o Japón. Es en el año 500 a.C. cuando en China se procede a su manipulación y utilización como fuente de calor. Un conocimiento que evolucionará con los siglos hasta que en 1785 se inicia en Inglaterra su comercialización y su uso como fuente de iluminación en calles y casas, hasta convertirse actualmente en la fuente de energía que aporta el 24% de las necesidades energéticas a nivel mundial, lo que convierte al gas natural en una fuente de energía imprescindible para el desarrollo económico y el bienestar de las personas en el s. XXI.