Ahora también en Twitter Ahora también en Linkedin Ahora también en YouTube
Energía Limpia

Registro

Contacte con Sedigas si no dispone de las claves de acceso

Acceso

· ¿Ha olvidado sus datos?

¿Ha olvidado su contraseña?

Introduzca su e-mail de usuario a continuación y le enviaremos un correo con sus datos de acceso.

Recuperar contraseña

Limpio, seguro y eficiente

<Imagen>

Limpio

El gas natural es un producto incoloro, inodoro, no tóxico y más ligero que el aire. Se consume tal y como se extrae de la tierra y. es precisamente porque no posee ningún olor específico que, por motivos de seguridad, es odorizado siguiendo unos criterios estrictos para dotarle de su olor característico antes de llegar al consumidor.

El gas natural es, además, la fuente de energía convencional más limpia y menos contaminante y la única de ellas que puede compatibilizar el progreso económico e industrial con la preservación del medio ambiente, ya que en su combustión se produce un porcentaje mucho menor de dióxido de carbono y de dióxido de nitrógeno, no emite partículas sólidas ni cenizas y las emisiones de dióxido de azufre son prácticamente nulas, en comparación con otras fuentes de energía como el carbón y el petróleo y sus derivados. Por ello se apuesta por su uso en el transporte urbano, pues contribuye a disminuir la polución ambiental, y se estudia la posibilidad de su utilización como combustible en el transporte marítimo.

Así ha sido reconocido por los países con las reglamentaciones medioambientales más estrictas, que promocionan el gas en todas aquellas aplicaciones que tienen como objetivo la reducción de la contaminación.

Seguro

El gas natural como fuente de energía se caracteriza por su seguridad a dos niveles.

En su uso doméstico e industrial el gas natural es totalmente seguro cuando se observa un buen uso y mantenimiento de las instalaciones.

La seguridad en cuanto a su suministro es también básica. En el sistema gasista español, la seguridad de suministro se ve fortalecida ya que se provee de hasta 11 mercados diferentes siendo uno de los  más diversificados de Europa. El disponer, además, de una doble vía de entrada, bien por gasoducto o bien transportado como gas licuado, proporciona una seguridad añadida al sistema y garantiza el suministro constante de gas natural al sistema.

Eficiente

Gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías el gas natural se ha convertido en una de las fuentes de energía más versátiles. No solamente se puede emplear en el hogar, el comercio y la industria, sino que, además, la implementación de aplicaciones como son procesos de cogeneración y producción de electricidad con ciclos combinados, están dando un nuevo impulso al sector.

Por otra parte, gracias al desarrollo del I+D+i aplicado a la eficiencia en las redes de distribución de gas natural, se ha conseguido que la energía que se pierde al transportar el combustible de un lugar a otro sea insignificante, del orden del 0,1%.

Todo ello convierte al gas natural en la fuente de energía que se perfila como más compatible y flexible con las nuevas energías renovables que se están desarrollando actualmente y se convierte en la mejor alternativa energética al servir de transición a otras fuentes como el hidrógeno y la energía de fusión.