Transición Ecológica

El gas natural es una energía clave para llevar a cabo la transición ecológica hacia una sociedad limpia y descarbonizada.



Comprometidos con la Economía Circular

Sedigas está adherida a la plataforma Economía Circular En Acción y promueve el aprovechamiento de los residuos orgánicos para la producción de biometano, combustibles 100% renovables que ayudan a la lucha contra el cambio climático y contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La Economía Circular es un nuevo sistema económico y social que rompe con la hasta ahora Economía Lineal (fabricación de un producto, compra, uso y eliminación) para elaborar nuevos bienes y servicios al tiempo que se reduce o minimiza el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía.

El sector gasista español está fuertemente concienciado sobre la necesidad de seguir avanzando en el desarrollo de la llamada Economía Circular. Por ello, Sedigas está integrada en la plataforma Economía Circular en Acción, una iniciativa que agrupa compañías de diversos sectores cuyo objetivo es apoyar la reconstrucción económica y promover la generación de empleo a través de políticas verdes y sostenibles que luchen contra el cambio climático y ayuden a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Sedigas apoya la Economía Circular a través del impulso al desarrollo del biometano, gas renovable producido a partir del biogás proveniente del aprovechamiento de materias primas de origen residual y residuos orgánicos.

La Economía Circular se basa en el concepto de las 7 Rs:

  • Reciclar.
  • Rediseñar.
  • Reducir.
  • Reutilizar.
  • Reparar.
  • Renovar.
  • Recuperar
Ventajas del gas renovable

Ventajas del gas renovable

  • Reducción sustancial de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Intercambiable con el gas natural.
  • Utiliza las infraestructuras existentes de la red gasista.
  • Ayuda a descarbonizar la economía.
  • Reduce la dependencia energética exterior.
  • Apoyo al desarrollo rural.
  • Empleo y fijación poblacional en zonas agrícolas y ganaderas.

El biogás es el único combustible renovable que puede emplearse para todas las grandes aplicaciones energéticas.

Biogás y biometano

El biogás es un combustible 100% verde al provenir de la digestión anaerobia, es decir, el tratamiento de residuos orgánicos derivados de las actividades agroalimentarias (frutas, vegetales, carnes y pescados), las deyecciones ganaderas como el estiércol o los purines y los lodos de las depuradoras, así como la gasificación de la biomasa.

Una alternativa sostenible a los vertederos y la incineración que devuelve valiosos recursos a la economía y la producción industrial mientras que se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

Solo en España se producen alrededor 111 millones de toneladas anuales de residuos, de los cuales se recicla entorno a un tercio. El resto termina en vertederos donde se descomponen emitiendo a la atmósfera grandes cantidades de metano y CO2.

La nueva Directiva de la Unión Europea tiene como objetivo que el 55% de los residuos municipales (procedentes de hogares y empresas) sea reciclado para 2025, el 60% para 2030 y el 65% para 2035.

Biogás y biometano

Gran potencial

La idea de la Unión Europea es que el biometano producido a partir del proceso de upgrading del biogás se aproveche principalmente, como carburante de vehículos, ya que se ha fijado que el 14% de la energía utilizada en el transporte sea renovable en 2030, de la cual al menos un 3,5% debe proceder del biometano.

El potencial del biometano es enorme y se estima que si se usaran todos los residuos orgánicos para su desarrollo se podría abastecer el 20% de la demanda de gas mundial.

Por otra parte, el digestato que se genera a partir de la digestión anaeróbica del biogás puede utilizarse como fertilizante, cerrando el ciclo nutritivo de ecosistemas regionales y evitando emisiones de CO2 con la producción de fertilizantes minerales.

Gran potencial